¡Mírala antes que lo borren!!! Estas recetas están tratando de eliminarla de internet porque es una cura

A medida que ganamos edad nuestro cuerpo va perdiendo fuerza en especial nuestras rodillas y articulaciones ya que es la principal parte de nuestro cuerpo que soporta nuestro peso lo que conlleva a que nos mantengamos saludables con una buena alimentación y ejercicio diario por lo menos entre 30 a 45 minutos.

Es importante que supervisemos cada parte de nuestro cuerpo con la ayuda de un doctor ya que puede ocurrir que estos dolores sean causados por antecedentes familiares por lo que sería razones genéticas.

Es compresible que no todos tenemos la posibilidad de poder asistir a un médico o que sencillamente no confiamos mucho  y es por ello que preferimos acudir a otro tipo de remedio que resultan traer mejores resultados que los medicamentos, solo que se debe ser siempre paciente.

Los remedios naturales llevan décadas de trayectoria lo que ha logrado sanar muchas vidas aunque no lo creas, y para nuestro cuerpo resulta mejor recibir ingredientes naturales que químicos que podrían resultar mucho más dañinos que la propia enfermedad, además te ahorrarás un montón.

CURA EL DOLOR DE RODILLAS, REGENERA LOS HUESOS Y LAS ARTICULACIONES DE INMEDIATO

Ingredientes

8 cucharadas de semilla de linaza

4 cucharadas de semilla de sésamo

3 cucharadas de pasas

2 cucharadas de gelatina sin sabor

200gr de miel

40gr de semilla de calabaza

Modo de preparación

Toma la licuadora y deposita todos los ingredientes y licúa hasta que no quede ningún grumo, luego vierte en un recipiente y mantenlo en el refrigerador. Ingiere dos cucharadas, una antes del desayuno y otra antes del almuerzo.

Verás que en un mes empezarás a notar los resultados del fortalecimiento de tus rodillas y articulaciones, no está demás que complementes este remedio con ejercicio diario en especial cardiovascular.

Camina 30 minutos cada mañana para ayudar al fortalecimiento de tus rodillas y regular tu peso ya que esto es un gran factor que disminuye la fuerza de nuestro cuerpo. Si te gustó este artículo compártelo en todas tus redes sociales para que muchas más personas lo coloquen también en práctica y así logren sanar desde la raíz este gran problema.

Compartir