Hierve las semillas de sandía y después tómatelo, sus efectos te dejarán boca abierta

En el mundo de las recetas caseras y naturales encontramos miles y miles de remedios que nos sirven para tratar una cierta cantidad de enfermedades o incluso algún problema de salud que tengamos.

Muchas de las personas hoy en día emplean este tipo de remedios para que su salud y la de su bolsillo no se vea afectada y es que aunque no lo creas muchas de estas recetas pueden funcionar incluso mucho mejor que un fármaco recetado por el doctor.

Entre todos estos remedios naturales hay unos más fáciles y efectivos que otros, así como también hay unos que tienen muchas otras funciones gracias a la gran cantidad de nutrientes y propiedades medicinales que poseen.

El día de hoy te queremos hablar de una de estas recetas que te pueden ayudar a mejorar tu salud sin la necesidad de gastar mucho dinero y sin perder tiempo tomando pastillas que no te funcionan. Sigue leyendo y entérate de que te hablamos.

EXCELENTE REMEDIO CASERO A BASE DE SANDÍA

Seguramente más de una vez has disfrutado una sandía o patilla y pues lo que haces es desechar las semillas, y es que según tú no se puede hacer nada con ellas, sin embargo te has estado equivocando todo este tiempo.

Si bien la sandía es una fruta que contiene mucha agua, esta nos hidrata la piel, y más cuando estamos sudando mucho, pero sus semillas te pueden ayudar a tratar muchos otros problemas de salud.

Resulta que en la semilla se alojan una gran cantidad de propiedades que nos pueden ayudar a tratar algunas enfermedades y ayudarte a mantener saludable pues éstas, contienen vitamina B, y antioxidantes que te pueden ayudar a tratar la hipertensión.

Preparación

Para poderlas emplear, solo debes 30 semillas de sandía, ponerlas a secar durante un día o hasta que estas queden tengan un sonido entre ellas y una vez secas las mueles y el polvo que resulte lo vas a agregar a 2 litros de agua y dejarás que hiervan por 15 minutos y deja que enfrié.

Consumo

Bebe un vaso de esta bebida en la mañana por 2 días y pausa al tercer día. Si quieres puedes hacerlo todas las semanas pero recuerda descansar luego de 2 días.

Esperamos que esta información haya sido de tu ayuda y que te mantengas sano con nuestros remedios caseros.

No olvides compartir.

Compartir